Desarrollando ‘Talentos’ infantiles en Altos de Menga

El Fondo LEO crea oportunidades para niños y niñas como alternativa para fortalecer sus proyectos de vida en Cali, Colombia

 

“Transformar las vidas de niños, niñas y adolescentes en cuanto a su manera de pensar y su proyecto de vida, fue la oportunidad que nos dio El Fondo LEO, en un momento trascendental en el que la organización requería fortalecimiento para continuar con esa tarea”, así, con emoción en su voz, relata la directora de la Fundación Talentos Altos de Menga, Lonis Miley Murillo Ibargüen, lo que significó para ella acceder a la primera donación del Fondo.

 

La Fundación Talentos está ubicada en el barrio Altos de Menga, en la región occidental de Cali, Colombia. Un territorio en el que sus habitantes se enfrentan a la  pobreza, la falta de acceso a los servicios educativos, entre otras carencias, motivo por el cual los niños que viven dentro de la comunidad corren un riesgo por la violencia entre pandillas.

 

De acuerdo con Ismael Murillo Mosquera, un niño de 11 años, participante de la Fundación, lo que necesitan son oportunidades para desarrollar sus talentos. Y no es para menos, ya que los jóvenes y adolescentes a menudo se ven obligados a participar en la venta o el tráfico de narcóticos, exponiéndose al consumo de sustancias prohibidas, situación a la que se suma la proliferación de embarazos en adolescentes y que contribuyen a elevar las tasas de deserción escolar, impactando las perspectivas de vida en el futuro de niñas, niños, adolescentes, de las familias y la comunidad en general.

 

El proyecto de la Fundación Talentos Altos de Menga es un programa  comunitario que beneficia a niños y adolescentes al proporcionarles acceso a un sistema de apoyo educativo. Bajo la orientación de Lonis Murillo, este programa después de la escuela crea un lugar seguro para que los niños reciban ayuda con sus tareas, participen en clases de arte y música, mientras desarrollan sus talentos individuales en un intento de crear oportunidades de vida más positivas.

 

“En este espacio los niños se entrenan para aportar a su comunidad desde sus saberes y las habilidades que vamos fortaleciendo con ellos, más ahora que, gracias al Fondo LEO, hemos vinculado a sus padres, pues nuestro propósito es enseñarles no solo a recibir sino también a dar, a aportar a sus comunidades”, mencionó Lonis.

 

A través de la donación recibida por la Fundación Talentos Altos de Menga, Lonis y su equipo podrán desarrollar clases adicionales y ampliar los programas de capacitación para niñas, niños, jóvenes y sus padres. Los recursos proporcionados por el Fondo LEO se usan en la compra de computadoras que faciliten el apoyo a las tareas de los niños y el acceso a internet, además de lograr la remodelación de la estructura física de las instalaciones con lo que se podrá atender hasta cuarenta estudiantes que puedan participar en este increíble programa.

 

Su apoyo financiero al Fondo LEO ayuda en programas de justicia social y desarrollo comunitario como este, impactando positivamente la vida de otros. Considere una donación al Fondo LEO para que podamos mantener y hacer crecer nuestras asociaciones con estos increíbles líderes de la comunidad.