Estrategias para la prevención de la violencia familiar y de género, y para garantizar la sostenibilidad de la educación en el barrio de Altos de Menga

Con educación y formación en derechos de las mujeres,

El Fondo LEO contribuye a transformar una comunidad en Cali -Colombia

La cuarentena por la pandemia de la Covid 19 evidenció de forma más aguda las violencias que viven las mujeres al interior de sus hogares y el impacto de esas violencias en el fracaso escolar de niñas, niños y adolescentes. De acuerdo con las autoridades de Cali, a octubre de 2020 los feminicidios aumentaron en un 100% con respecto al mismo periodo de 2019.  

 

En medio de este panorama, la Fundación Talentos Altos de Menga inició el proyecto Estrategias formativas para la prevención de las violencias familiar y contra la mujer en 30 familias, y para la permanencia en la escuela de 40 niños, niñas y adolescentes del barrio Altos de Menga, con el apoyo de El Fondo LEO.

 

De acuerdo con Lonis Miley Murillo, directora de Fundación Talentos Altos de Menga, las 27 madres que participan en el proyecto están aprendiendo a identificar las violencias con encuentros que promueven la conversación, a modo de grupo de apoyo. “En el segundo encuentro fue significativo que una de las madres asistentes pidiera conocer la ruta a seguir, cuando las mujeres son violentadas”.

 

Además de los encuentros, se está avanzando en un diagnóstico que permita conocer la realidad del maltrato al interior de las familias. La encuesta es liderada por la psicóloga y abogada Mónica Home, quien identificó que estas madres de familia creen que las formas violentas del trato de sus parejas son normales y desconocen las rutas de atención del gobierno municipal, en los casos de vulneración de sus derechos.

 

La iniciativa también comenzó el apoyo escolar a 40 niñas, niños y adolescentes que integran las familias participantes en el proyecto. Por eso, desde el mes de diciembre se dotó a la Fundación Talentos Altos de Menga con 4 computadores portátiles y el servicio de internet, los cuales se usan en jornadas de orientación con las tareas, dado que esta población no cuenta con ningún dispositivo en casa, tampoco tiene servicio de internet, y

aún no asiste de manera presencial al colegio por causa de la Covid 19.

 

Para recibir a las familias en la Fundación fue necesario realizar adecuaciones en el piso de la sede, nivelándolo en concreto e instalando piso cerámico, incluido el baño. Este aporte de El Fondo LEO, facilitó la limpieza y desinfección de las instalaciones en menos tiempo para poder atender a los grupos de niños y a las madres de familia, en diferentes horarios.

 

Según Lonis Miley Murillo, el proyecto ha sido una bendición. “Tenemos internet y computadores para ayudar a los niños y niñas con las tareas, este trabajo que hacemos, con el apoyo de El Fondo LEO, facilita que las niñas y los niños continúen en la escuela, que sigan educándose y preparándose para su futuro”.

Participación en un taller de sensibilización sobre la violencia de género

Utilizar los nuevos ordenadores para continuar la formación